martes, 27 de septiembre de 2011

LOS LIBROS DE ÁLVARO TRUJILLO CONTRERAS







Este es el primer libro publicado por Álvaro Trujillo C., se trata del poemario GIN, editado en 2001 por El Fondo Editorial Toromaina. Actualmente el libro GIN no se consigue en ninguna librería. Se agotó al poco tiempo de ver la luz. Espera por una reedición.
Segundo libro de Álvaro Trujillo C., editado en septiembre de 2003 por la Dirección de Publicaciones de Fundarte. Este libro ganó el segundo lugar en el concurso de cuentos infantiles basados en leyendas y tradiciones venezolanas, auspiciado por Fundarte. Actualmente esta edición está agotada pero existe una nueva edición de este texto hecha por la Fundación Editorial El perro y la rana.
Libro de relatos publicado en 2004 por la Dirección de Cultura de la UCV. Este libro ganó la Bienal de cuentos de la Dirección de Cultura de la UCV. La portada es un cuadro perteneciente al artista Carlos Deaumondt.

Este es mi último libro publicado. La edición apareció a mediados del 2010 a través de la Fundación Editorial El perro y la rana. Está ilustrado a todo color y los dibujos son de Walter Reyes. Para el primer trimestre de 2012 se hará una reimpresión de este libro, pues son escasos los ejemplares que pudieran encontrarse en las Librerías del Sur en Venezuela.

jueves, 15 de septiembre de 2011

TRES POEMAS DE ALVARO TRUJILLO C.


NO ES POLLO BORRACHO NI GALLINA SUDADA

Corte los recuerdos en trozos pequeños.

Ponga los buenos en una taza y guárdelos en la nevera.

Al resto agréguele los insultos previos a la ruptura

y sofríalos en una sartén grande.

Se vierte una copa de lágrimas y se mezclan con dos de vino.

En una olla pequeña raye las horas de autosaboteo.

Se pican las fotos, los discos y las cuentas mancomunadas.

Lave bien las tristezas y haga un puré con ellas.

La rabia se corta en cuadritos

y se agrega al guiso con bastante sal.

Rocíe 200 gramos de ilusiones perdidas

y dos puños de decepción.

Tape y deje hervir por lo menos 6 meses

hasta que todo se ablande o se evapore.

Mientras tanto cocine su amor propio a fuego lento

entre familiares y amigos.

Cuando ya no quede nada del guiso amargo

puede comenzar a preparar una ensalada de frutas

con lluvia de amores nuevos.

Ésta se sirve desnuda

en un plato para dos

y se come con los dedos.

EVA VERDADERA

Conozco a la verdadera Eva y no es la primera mujer.

Ella vive en mi ciudad

en un cerro forrado de revólveres y tambores.

Eva no se llama Eva

y su nombre actual no le gusta.

Es una amazona auténtica a la que le falta el seno derecho.

Su flecha me alcanzó el otro día

mientras jugaba solo al escondido.

Esta Eva no tiene edad,

pero suele confundirse con adolescentes de iglesias.

Esta Eva casi no habla por teléfono,

pero sabe chismes de ascensores, planetas y elefantes.

Eva baila, te sonríe desde un bus y nunca trabaja.

Tiene la piel gitana, un caminar altivo

y una perra moribunda.

Esta Eva ya olvidó a su Adán que está preso.

A veces piensa hacer un curso de computación.

Algunas noches busca a su amiga Martha

para que le adivine el futuro entre los caracoles.

No me canso de ver los ojos malandros de Eva.

Allí encuentro lágrimas de selva nublada:

aguaceros de mayo que caen en febrero.

Cuando niña ella quería ser maestra,

pero metió la pata muy pronto con Adán.

El bebé de Eva llora como los gatos de las escaleras.

Los dos pasan el hambre hereje

y el estómago les suena como cuando en la casa se va el agua.

Cada vez que Eva va a botar la basura

los hombres del barrio paran la cerveza.

Cada vez que ella es invitada a una fiesta

los disparos en su nombre acaban con la rumba.

Yo comprendo a Eva

y escucho su miseria hasta la madrugada.

Siempre me cuenta las historias sagradas al revés

y yo le creo,

porque he aprendido a amarla

con todo el amor de sus costillas ausentes.

EL JUGADOR

Los caballos no temen al agua

pero Gran Sol perdió hoy en la última de la tarde.

Me he venido bajo una catarata de rencores

con los bolsillos secuestrados y extrañando el reloj.

Me he venido con el alma de mala gana

por la carretera del descaro y dramatizado en alcohol.

Perdí la casa, la familia,

el pasaje y la fe en la fotografía.

Sólo me queda un desconcierto en el ojo no apostado

y el fango amargo del ganador en los labios.

Soy un caballo frenado injustamente

en la recta final de la vida

cuando pagaba dividendos altos de soñador.



LA 115 PRESENTE EN LA JUNTA DIRECTIVA DE LA ASOCIACIÓN VENEZOLANA DE ESTUDIOS DEL CARIBE

El pasado 07 de julio en la sede de Caracas de la Universidad Latinoamericana y del Caribe (ULAC), se llevó a cabo la elección y proclamación de la nueva Junta Directiva de la Asociación Venezolana de Estudios del Caribe (AVECA) para el período 2011-2013. En esta elección en la que participaron docentes e investigadores de distintas universidades del país, especializados en el tema caribeño, resultó electo presidente el prof. Gustavo Fernández Colón, docente de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo.

Como vocales lo acompañarán en la nueva Junta Directiva la Prof. Yetzy Villarroel de la Universidad Simón Bolívar y los docentes e investigadores de la Universidad de Carabobo Diógenes Díaz (FACES) y Sherline Chirinos (FACES).

La AVECA es una asociación científica, fundada en 1979, por profesores e investigadores de diversas universidades venezolanas interesados en el estudio multidisciplinario del Caribe, su historia, su geografía, sus culturas y sus literaturas.

Durante el bienio 2009-2011, la Asociación estuvo presidida por el Dr. Andrés Bansart, profesor jubilado de la Universidad Simón Bolívar y docente emérito de la Universidad de Tours, Francia.

El nuevo presidente de la AVECA, prof. Gustavo Fernández Colón, es Doctor en Estudios Culturales y Magíster en Literatura Venezolana, ensayista, articulista y autor de varios libros de crítica literaria. Ha sido conferencista y ponente en diversos eventos nacionales e internacionales referidos a los problemas contemporáneos del Caribe, en la Universidad de París VII, el Instituto de Estudios del Caribe de la Universidad Nacional de Colombia y el Instituto de Cooperación y Cultura de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en San Vicente y las Granadinas, entre otras instituciones.

Los interesados en conocer con más detalle el perfil y las actividades de la AVECA pueden visitar la página web de la Asociación en la siguiente dirección: www.aveca.org
.ve .

miércoles, 14 de septiembre de 2011

El parrillero, nuestro héroe de fines de semana. (Carlos Torres Bastidas)



     Lo interesante de los días de fiesta, no es la celebración en sí, sino lo que hacemos cada vez que tenemos un día libre. En el caso de los venezolanos; no importa si es el día de la madre, el día del padre, los carnavales, inclusive la semana santa, cuando lo correcto y lo que ordena la religión es comer pescado y mirar películas. Cada vez que hay un día soleado, cuando no salimos a ninguna parte, o cuando salimos también. Siempre tenemos la opción de preparar una parrilla. La palabra se usa frecuentemente para referirse a una fiesta o reunión casual, normalmente al aire libre donde se consume carne asada. Debido a esta razón, muchos consideran el hecho de cocinar carnes al aire libre como una parrillada. No importa el precio. Nos hacemos los mejores amigos de los carniceros, nos interesa saber dónde se consigue la mejor carne, el corte más exquisito. Hasta las esposas más recalcitrantes y regañonas sucumben ante el encanto de ese delicioso olor,  que impregna todos los apartamentos del edificio, ese que se mete en tu casa y te dice, levántate y haz lo mismo. Comienzan las llamadas  a los amigos que se quedaron en casa, «vamos por una carnita para preparar una parrilla». Siempre pensamos en ese pana, el curtido y sabio parrillero oficial de nuestras fiestas. Él sabe que tiene el poder. Cómo se coloca el carbón o la leña,  donde se consigue la mejor carne, donde venden los chorizos y morcillas, cuyo sabor y olor siempre van asociados a esa deliciosa carne, que jugosa, con su llamativo color rojizo nos enciende todos los sentidos, y sentimos lástima de los pobres vegetarianos que no saben de lo que se pierden.  Los venezolanos, a la hora de una parrilla, preferimos la punta trasera, el lomito y el “pollo” de res.  «Solamente con sal», como recomienda un maestro parrillero uruguayo apodado El Muta.
      Lo que nos reúne en ese ritual, es “el proceso”. Comenzando por la búsqueda. Se arma una partida, cual Sheriff y sus ayudantes salen a encontrar todo lo necesario para el ritual. El carbón, la leña, algunos no tan diestros en el asunto se lanzan con el kerosene, y todo el mundo tiene una opinión al respecto, salvo el maestro parrillero, a quien se espera, se le palmea el hombro, se le saluda para que su primer corte llegue primero a su “ayudante”,  por lo general su mejor amigo o compadre.
     Ese pequeño espacio al aire libre, con ladrillos, con una o dos rejas metálicas,  siempre cerca de una piscina, se erige como un pequeño templo donde los hombres de la casa, los amigos, los sobrinos, todos se sientan alrededor esperando, conversando. Comienzan a llegar los invitados, se acercan los vigilantes a saludar cordialmente, preguntando si todo está bien. Las mujeres, dueñas y señoras de sus casas y sus cosas, quedan por fuera. Sin embargo, algunas audaces que no aguantan las ganas de participar, comienzan a preparar ensaladas, y con desesperación le ofrecen a todos el aderezo, le preguntan a los demás si está bien, pero el gran jefe, el rey, el chamán de la tarde, el parrillero es el protagonista. Él es la estrella a cuyo alrededor se van agrupando los  cuñados, los amigos de los amigos, el que trajo la música, el que trajo el whisky, el que trajo el hielo y el carbón. Aparece casualmente la presidenta de la junta de condominio a preguntar si todo está bien.   Lo bueno de esto, es que hasta el loquito del edificio o de la cuadra,  pasa  a mirar. Todos los semblantes cambian, hay una mezcla interesante de saludos, de abrazos, de comentarios de todo tipo, no solo hablar de malandros, tráfico, huecos y política, también de los próximos eventos, lo cual creará nuevas fuentes de familiaridad, amistad  y compadrazgo. 
     Hay que destacar que la parrillada es un ritual con funciones divididas por sexos. Los hombres son los encargados de la cocción de la carne y la tarea de las mujeres, suele estar centrada en la preparación  del acompañamiento. La parrilla tiene un tinte varonil. Los elogios y aplausos son para el parrillero, que siempre es “el hombre”.  Es clásico,  entre amigos, que se brinden felicitaciones al cocinero. No es usual ver a una mujer controlando la carne. La preparación de la parrilla es uno de los territorios que los hombres aún conservan como espacio de exclusividad.

sábado, 10 de septiembre de 2011

LA 115 (Oly Emilia Gonzalez)

Hablar de “La 115” ¿Con esta trayectoria? DIOS me libre.

“Hablar del Grupo Literario "La 115" es tarea de arqueólogos aventureros: fue un jueves a mediados de los años ochenta cuando una manada de jóvenes dinosaurios de la UCV...”

A manera de comentario, la Arqueología estudia las sociedades y sus cambios a través de restos materiales de la vida humana ya desaparecida, distribuidos en el espacio y contenidos en el tiempo. Hoy su objetivo es el estudio de los cambios en la organización social, así como la diversidad del comportamiento humano (económico, político, ideológico) en el pasado.(Muy parecido a Uds. ¿Verdad? ¿Qué cambios en estos aspectos no han vivido Señores Dinosaurios y otros que harán en la organización social?, con seguridad. ¡Adelante muchachos Dinosaurios!

Antes un antiguo instrumento de cerámica como un elemento cronológico ayudaba a ponerle una fecha a la cultura objeto de estudio, o valor estético, ahora los antropólogos ven el mismo objeto como un instrumento que les serviría para comprender el pensamiento, los valores y la cultura de quien lo fabricó. Me pregunto ¿Qué no han fabricado en esos pensamientos paridos por Uds., y con tanto valor para ser publicados?

Ahora, mis queridos Dinosaurios: tendríamos que estudiarlos a ver a qué Edad pertenecen, según los sucesos previos y posteriores a ese periodo, o sea, (Uds. hace 20 años, o los 20 después, porque en las últimas décadas, la metodología arqueológica se ha aplicado a etapas más recientes, como la Edad Media (Arqueologìa medieval), la Edad Moderna (Arqueologìa postmedieval) o el periodo industrial con su atención a materiales actuales, residuos urbanos, con lo que está naciendo la denominada (Arqueologìa industrial). Quiero decir con esto que no son tan fósiles, sino que hay que ubicarlos en el momento adecuado, y es éste, ahora y presente.

En cuanto a los modernistas, criollistas y vanguardistas, me complace eso de que los estudiaban, mas no veneraban, “Allí está el detalle" como diría nuestro inmortal “Cantinflas” solo esto los llena una originalidad rebelde.

Certera y en buena hora la publicación del blog, dieron en el blanco con su escritura, y sí: maduró con sus fructíferos premios, floreció con sus obras publicadas y viene más, porque pegados bajo la sombra de ese árbol bendecido de vida, alimentándose de esa savia inmortal, que les permite leer, encontrarse, beber, comer, escribir, discutir, y otras cosas, volar donde anhelen, ser como les plazca, hilvanar experiencias y sentimientos como quieran, dándolos a conocer al mundo, merecedor de saber de buena tinta, todo lo que tiene que proveer “La 115”.

Sobre los detractores u ofensores por quehacer, nunca faltan, pero son un mal necesario, no saben el favor que les hacen, porque de ellos aprendemos a no obrar así, son cautivos de sus iniquidades, pero nosotros gozamos la gracia y mieles de la Libertad y el Amor. Nada más estimable y apropiado para confortar que su lema: "ESCRITORES ANTES QUE NADA, Y A PESAR DE TODO..."

A pesar de todo:
Los detractores
Los que creyeron o no
Los grupos élite de escritores
Los grupos de la universidad tal
Los que nos quisieron cortar las alas

Escritores por:
Fe
Amor
Naturaleza
Sentimiento
Libertad
Amistad
Cultura
Por pasión
Por vivir la vida
Por explorar
Por gusto
Por espacios
Por placer de leer
Por expresar sencillamente
Para crecer
Porque nací para escribir
Escapar a otros territorios
Abrir caminos
Ver otros lugares
Vivir experiencias
Sientan mis vivencias
Porque creo
DIOS me regalo esto
y más…

Al Grupo Literario “La 115” y a los “Queridos Dinosaurios” Mi admiración y respeto.Reciban un abrazo y más profundo deseo de: ¡ÉXITOS!
Oly Emilia Gonzalez