martes, 15 de enero de 2008

DOS POEMAS BEATS (de Gregory Corso y Michael Mc Clure)

(colaboración de Carlos Torres Bastidas)

SUEÑO CON UNA ESTRELLA DE BASEBALL
Gregory Corso (1930-2001)

Soñé con Ted Williams
reclinado de noche
contra la Torre Eiffel, sollozando.

Estaba con uniforme
y el bate a sus pies
-lleno de nudos y ramitas.

"¡Randall Jarrell dice que eres un poeta!" grité
"¡También yo! Yo digo que eres un poeta!"

Cogió el bate con manos callosas;
se puso en la postura de batear como si estuviera en el home,
y se rió! dirigiendo su ira de colegial
hacia un invisible montículo de lanzador
-esperando el lanzamiento que llegaría desde los cielos.

Llegó, llegaron por cientos! todos ardiendo!
Bateó y bateó y no pudo acertar ninguno
curva baja serpentina o recta por en medio
cien strikes!
El umpire vestido extrañamente
tronó su fallo: OUT!
Y la horrenda silbada de la multitud fantasma
espantó las gárgolas de Notre Dame.

Y yo grité en mi sueño:
¡Dios! haz tu caritativo lanzamiento!
¡Da la noticia del golpe del bate!
¡Hurra el sharp liner a la izquierda!
¡Sí un doble, un triple!
¡Hosannah el jonrón!.

(Traducción: Ernesto Cardenal).

LO GATUNO
Michael McClure (1932-2002)

Me enriquece la música que el gato hace de noche;
el delicado, fino maullido
mientras recorre el cuarto en busca de amor,
caminando despacio, maullando dulce,
gato gris y grande. No en busca de sexo
sino en busca de amor.
Asustado por ruidos que yo no percibo.
Sudando, perdido de amor
mientras ronda el librero.

(Traducción: Ernesto Cardenal)

domingo, 13 de enero de 2008

HEMINGWAY Y LA GENERACIÓN PERDIDA
Un ensayo sobre "París era una fiesta"
(Fondo Editorial Toromaina, Caracas, 1999)
Su autor, Carlos Torres Bastidas (1964), diserta ampliamente en este ensayo sobre los años que pasó Ernest Hemingway en París, entre 1921 y 1926, (narrados por él en su novela póstuma París era una fiesta 'Moveable Feast', de 1964) y que son decisivos en su formación como escritor, al calor del contacto con la ciudad-luz en los años locos, y con otros importantes escritores como James Joyce, F. Scott Fitzgerald, John Dos Passos, Ezra Pound, y su eterna mentora Gertrude Stein, quien acuñaría para la posteridad el término"generación perdida" (libro disponible a petición)


LA CORRIENTE NOCTURNA
Ensayo de Crítica Literaria
(Monte Ávila Editores Latinoamericana,
Colección Las formas del fuego, Caracas, 2005)
Su autor, Gustavo Fernández Colón (1964), expone en este libro las diversas tendencias y divergencias en cuanto a la ubicación y definición de la Postmodernidad en la literatura venezolana contemporánea, a partir de la obra de autores como Julio Garmendia, Armando Rojas Guardia y José M. Briceño Guerrero, entre otros.(disponible en las Librerías del Sur)

lunes, 7 de enero de 2008

115 DINOSAURIOS

(Alvaro Trujillo)

Cuando pase el glaciar
las pezuñas se verán bajo la nieve.
Cuando pase por la esquina de Peligro
me tomaré una cerveza con mi hijo
y le hablaré de los perros del Precámbrico.
Jhonny, Lázaro, Carlos y Rodo
aparecerán como fantasmas por la calle 115.
Cuando pase el glaciar
nuestros cuentos, novelas, poemas y cuentas por pagar
andarán en boca de novatos.
Algún ratón de bibliotecas encontrará En el camino
rayado con tinta negra y roja
y se le quemarán las manos.
Las brujas de la universidad engordarán
cuando se alejen los faunos hacia otros bosques.
El poeta Fernández aparecerá en el periódico y la tv por cable
cuando pase el tiempo del frío.
Martín, Abreu, el chino Wilson y la vieja de la pensión Ibérica
visitarán el Museo de Ciencias Naturales
cuando escaseen los clientes

de alma escandalosa y verbo alegre.
Cuando perdamos todo porque todo lo evitamos
construirán una escalera mecánica para la Escuela de Letras.
Cuando pase el glaciar
115 dinosaurios se verán bajo la nieve
y seremos eternos.

domingo, 6 de enero de 2008

LAWRENCE FERLINGHETTI (EL ÚLTIMO BEATNICK)

(colaboración de Gustavo Fernández Colón)

Lawrence Ferlinghetti nació en Nueva York en 1919, vive en San Francisco, espero que muchos años más...El último poeta beat, la poesía en persona sobreviviendo a un siglo al que analizó, criticó, hizo la crónica en verso, le sacó las tripas. Un toro entre ovejas. Ferlinghetti es el máximo representante del movimiento poético de San Francisco , que no sólo engloba a los beat , sino a una gran cantidad de poetas de diferentes tendencias a los que apoyó o apoya a través de su librería "The City Lights" , de la revista que creó "City Lights magazine" y de los recitales poéticos. Movimiento poético que fue la base de una actividad y valor sin parangón en la poesía mundial. Como todo su grupo poético, su poesía trata del mundo que le rodea ; con la mirada crítica y del desencanto, sobre el mundo en general, pero sobre todo sobre la política y la sociedad norteamericana donde vive,. El "sueño americano" se desmorona entre sus estrofas. Al estilo de su amigo Kenneth Rexroth es un anarquista que utiliza su obra impregnada de todo tipo de influencias literarias , de Dante a Lorca, para utilizarla como arma , para hacer proselitismo en busca de un mundo diferente y, si no es posible, mostrar los errores y los horrores que él ve.

CRISTO SE BAJÓ
(Lawrence Ferlinghetti)

Cristo se bajó de su árbol desnudo este año
y huyó a donde no hubieran árboles de navidad arrancados
Cristo se bajó de su árbol desnudo
Y huyó a donde no hubiera árboles de navidad dorados
ni árboles de Navidad plateados
ni árboles de Navidad de papel de estaño
ni árboles de Navidad de plástico rosado
ni árboles de Navidad de oro
ni árboles de Navidad negros
ni árboles de Navidad celestes
adornados con velitas eléctricas de lata
y tíos pesados y creídos.
Cristo se bajó de su árbol desnudo este año
y huyó a donde ningún intrépido vendedor ambulante de Biblias
recorriera el país en un cadillac de dos tonos
y donde ningún nacimiento de Sears Roebuck completo
con niño de plástico y pesebre
llegara por correo certificado
el niño con entrega inmediata
y donde los Magos de televisión no cantaran
alabanzas al Whisky Lord Calvert
Cristo se bajó de su árbol desnudo este año
y huyó a donde ningún gordo desconocido y bonachón
vestido de franela roja con barba de mentira
caminara haciéndose pasar por una especie de santo del Polo Norte
a través del desierto de Belén, Pennsylvania
en un trineo Volkswagen
arrastrado por renos retozones de Adirondack
con nombres alemanes y cargado de sacos de humildes regalos de Saks
de la Quinta Avenida
para el Niño Dios que cada uno se imagina.
Cristo se bajó de su árbol desnudo este año
y huyó a donde los cantadores de villancicos de Bing Crosby
no lloriquearan que la Nochebuena es fría
y los ángeles del Radio City no patinaran sin alas
en un país de las maravillas todo nevado
entrando a un cielo de alegres cascabeles
diariamente a los 8:30
con matinés de la Misa de Gallo .
Cristo se bajó de su árbol desnudo este año

y se fue a refugiar silenciosamente
en el vientre de una anónima María
otra vez donde en la noche oscura del alma anónima de cada uno
el espera otra vez una inimaginable e imposible

inmaculada reconcepción
la más loca de las Segundas Venidas.